Acantalidos Cantabria

Acantilados CantabriaCantabria cuenta con muchos acantilados espectaculares a lo largo de su litoral.

Nosotros nos vamos a centrar en los acantilados de Langre-Loredo que son los que mejor conocemos ya que están a 4 minutos andando de nuestro hostel, Langre Wayve House.

Acantilados de Langre y Loredo

Acantilados CantabriaLos acantilados de Langre y Loredo se pueden recorrer en poco más de una hora entre ir y volver. El itinerario comenzaría en la playa de Langre y terminaría en la de Los Tranquilos en la localidad de Loredo.

Se trata de unos 3 km de abrumadora belleza. Aquí el mar Cantábrico se muestra en todo su esplendor.

ACANTILADOS LANGRE

Para algunos son los acantilados de Langre, para otros los de Loredo. Son los mismos, abarcan ambas localidades del municipio de Ribamontán al mar.

Desde una altura de más de 20 metros, nos encontramos con las citadas playas (de las más bellas de España), un sendero junto al mar (seguro y accesible andando y en bicicleta de montaña) y unas piscinas naturales de más de 300 metros originadas en su dia al desprenderse de cuajo parte de la roca próxima al mar. Aquí sí deberíamos llevar cuidado con el acceso ya que es peligroso al presentar varios momentos de caida libre.

Si quieres dormir a un buen precio junto a estos maravillosos acantilados, puede que Langre Wayve House sea tu sitio.

Ofrecemos habitaciones compartidas de 6 u 8 personas en un edificio de nueva planta con vistas a las montañas y en parte al mar. Disponemos de bar (cervecita, rabas, smoothies, gintonic, mojitos, ya sabes) y numerosas terrazas para que te relajes convientemente. Si tras terminar tu paseo por los acantilados te quieres pasar por Wayve, nos tienes a 5 minutos andando y a 8 minutos de la playa de Langre.

Acantilados de Langre a Somo

Con Santander y Picos de Europa al fondo, el recorrido más aconsejable es el que va desde la playa de Langre hasta la de los Tranquilos. Si continuamos desde esta última playa, podemos proseguir hasta Somo (la capital española del surf hoy en día). Seguiremos por la misma playa (la de Los Tranquilos, Loredo y Somo es la misma) si la marea está baja o habremos de caminar por encima de la playa en algún momento. Según nos acercamos a Loredo desde Langre, podemos apreciar con nitidez la ciudad y la bahía de Santander, reconociendo sus espacios más emblemáticos (Palacio de la Magdalena, Faro de Santander, Centro Botín, Palacio de Festivales, Hotel Real).

Los días más despejados también se pueden divisar en todo su esplendor las imponentes montañas de Picos de Europa, en muchas ocasiones nevadas.

Los acantilados de Langre Loredo representan uno de los espacios más bellos de Cantabria en los que se admira todo la grandiosidad y fuerza del mar, así como de su costa. Una vez en la vida, hay que visitarlos.